Aceite de Almendras

El aceite de almendras es uno de los aceites vegetales más completos que podemos encontrar hoy día en cuanto a cantidad de nutrientes de hecho sus propiedades ya eran conocidas en la antigüedad. Se ha convertido en un básico para tratamientos cosméticos y como remedio natural ante muchos problemas relacionados con la piel y el cabello.

Muy rico en vitaminas A y E, proteínas, sales minerales y ácidos grasos, el aceite de almendras es un aceite muy nutritivo y beneficioso para la salud que a pesar de haberse extendido como un aceite especialmente indicado para uso externo, también puede utilizarse en el mundo culinario como suplemento alimenticio, eso si, siempre y cuando se utilice aceite de almendras dulce

En este sentido, el aceite de almendras es muy beneficioso para:

  • Ayuda a reducir el estreñimiento dado su suave efecto laxante
  • Funciona muy bien como expectorante
  • Reduce el colesterol
  • Mejora la memoria fortaleciendo el cerebro

Pero esta vez, centrándonos en sus propiedades a nivel externo, que son las más conocidas y por las cuales este aceite es tan utilizado, debemos destacar las que describimos a continuación.

Mejora la salud de cuero cabelludo

Algunas de las afecciones que pueden afectar al cuero cabelludo suelen ser la aparición de caspa o la dermatitis seborreica que a su vez causa picor y molestia.

Una buena forma de hacer frente a los problemas en el cuero cabelludo es haciendo uso del aceite de almendras. Además la combinación con aceite de oliva puede potenciar aún más los efectos beneficiosos de ambos aceites vegetales.

Para ello es necesario mezclar una cucharada de aceite de almendras y una cucharada de aceite de oliva. Con esta mezcla hay que masajear el cuero cabelludo durante unos minutos para que ambos aceites penetren adecuadamente. Esto aliviará la comezón y mejorará los síntomas.

Ayuda a combatir el problema del acné

Las personas con problemas de acné encontrarán una gran ayuda en el aceite de almendras pues al aplicar aceite de almendras, los poros se abren y es más fácil eliminar las impurezas que hacen que estos se obstruyan. Esto se debe fundamentalmente a la presencia de vitamina A.

Además, no solamente conseguiremos combatir el acné, sino que el aceite de almendras nos ayudará a limpiar en profundidad la piel y si lo mezclamos con un poco de azúcar obtendremos un excelente exfoliante natural que dejará nuestra piel luminosa y suave.

Y en el caso de que necesites un buen desmaquillante, no dudes en recurrir al aceite de almendras para arrastrar la suciedad y limpiar restos de forma adecuada, permitiendo que la piel se oxigene y respire.

Previene y elimina las estrías

Cuando las variaciones en el volumen corporal ocurren en poco tiempo, se produce la aparición de las temidas estrías, mostrando la aparición de unos antiestéticos surcos en la piel.

En el caso de que ya hayan aparecido y si estás buscando cómo eliminar las estrías con remedios caseros, el aceite de almendras suele ser muy útil para atenuarlas de forma significativa. Tan solo es necesario masajear a diario, por la mañana y por la noche, la zona afectada con movimientos circulares que favorecerán la absorción. Además mantendrá la zona mucho más elástica y suave.

Este método también es muy útil para prevenir su aparición ya que el aceite de almendras es muy nutritivo y ayuda a que la piel esté más preparada ante posibles cambios.

Calma la irritación de la piel seca

El aceite de almendras es un interesante antiinflamatorio que resulta muy útil para tratar problemas en la piel que causan irritación como en el caso de la psoriasis y de los eccemas.

Este aceite vegetal es muy rico en zinc, vitamina E y antioxidantes que suavizan y mejoran el estado de la piel, ejerciendo un efecto calmante. Además, en el caso de las pieles muy secas, más propensas a inflamarse e irritarse, el aceite de almendras actúa hidratando profundamente y desinflamando las zonas más afectadas.

Lo ideal es aplicarlo al igual que si fuera una crema hidratante, tras el baño, pues es el momento en el que los poros están abiertos y el aceite penetra mucho mejor.

Ayuda a reducir las ojeras y desinflamar los ojos hinchados

Las ojeras aparecen en la parte inferior del ojo como consecuencia de una alteración en la coloración de la piel de esta zona. A pesar de no ser peligrosas para la salud, resultan antiestéticas al reflejar unos ojos cansados. La tonalidad es grisácea o morada y pueden aparecer como consecuencia de falta de sueño, cansancio o envejecimiento prematuro.

Atenuarlas e incluso hacerlas desaparecer es posible gracias al uso del aceite de almendras. Para poder utilizarlo de forma efectiva es necesario utilizarlo antes de ir a dormir aplicándolo con pequeños toques desde la zona del lagrimal hacia afuera.

Al día siguiente lava muy bien la zona y aplica una crema especial para contorno de ojos. En poco tiempo conseguirás eliminar las temidas ojeras y lucir una mirada mucho más alegre, joven y luminosa.


El uso diario del aceite de almendras es sin duda una buena alternativa a los cosméticos habituales, pues es un producto 100% natural que no contiene químicos agresivos de ningún tipo. Es muy adecuado para pieles muy sensibles al ser un aceite muy completo en cuanto a nutrientes, y lo mejor de todo es que podrás encontrarlo en numerosos establecimientos a precios muy asequibles.

No dejes de probar todas sus virtudes, y regálale a tu cuerpo un plus de salud gracias al aceite de almendras.


¿Sabías qué…? La esencia de almendras amargas es muy utilizada en el mundo de la perfumería.