Aceite-almendras-dulces

Aceite de Almendras dulces

El aceite de almendras dulces es altamente reconocido por sus propiedades de belleza y salud. Es un aceite vegetal muy famoso desde la antigüedad que proviene del árbol de almendro Prunus dulcis, cuyas flores con pétalos de color rosa y blanco producen una pequeña fruta llamada amandón, la cual se prensa en frío para obtener un aceite virgen que se utiliza por sus beneficios tanto para la piel y el cabello, como para la salud.

En cuanto a sus nutrientes tenemos mucho que decir; es un aceite natural rico en grasas vegetales con un contenido alto en omega 6 y 9, pero también en vitamina A, B, D y E. Además es rico en minerales, proteínas, hierro, zinc y cobre; y por último, no podemos dejar de nombrar los fitoesteroles, que son las propiedades que actúan como protectores de la piel. En resumen, una variedad de componentes que lo convierten en un aliado del bienestar y la salud.

beneficios-aceite-almendras

El uso más común que se le da al aceite de almendras dulces, es con fines cosméticos, ya que los beneficios que aporta  sobre el cabello y la piel, son impresionantes. Sin embargo, aunque muchos lo ignoran, su ingesta de manera equilibrada, también aporta muchas propiedades para tratar algunas condiciones de salud. ¡Veamos!

 

El aceite de almendras dulce estimula el tránsito intestinal

Aceite-almendra-intestinos

Los aceites vegetales de almendras, al igual que el aceite de ricino, pero en una escala más pequeña, son un laxante natural suave y efectivo, que ayuda a tratar los problemas ocasionales y crónicos de estreñimiento. Gracias a la acción preventiva de sus fibras solubles, ayuda al cuerpo a luchar contra el cáncer de colon.

Este aceite dulce puede ser ingerido fácilmente por adultos y niños, en dosis de una cucharadita y media cucharadita al día, respectivamente, por tres días continuos.

Tiene propiedades expectorantes

El aceite de almendras dulces facilita la evacuación del moco bronquial. Por lo tanto, está perfectamente indicado en caso de tos o bronquitis. Para conseguir un beneficio óptimo en la salud, el aceite dulce se puede tomar una cucharadita cada 8 horas y completar este tratamiento con un suave masaje con aceite natural de almendras en el pecho y la espalda.

Combate la diabetes y el colesterol

Aceite-almendra-colesterol

Al ser un aceite rico en fibra soluble, el aceite de almendras tiene un efecto positivo sobre la diabetes ya que reduce y puede eliminar por completo, los picos de azúcar en la sangre. Al formar una especie de barrera en los intestinos, ayuda a evacuar el colesterol malo, y gracias a sus ácidos grasos, el aceite de almendras promueve la producción de colesterol bueno.

Nutre y devuelve la lozanía a la piel

Este aceite dulce está particularmente indicado por su efecto hidratante en casos de piel seca e irritada, incluso en las estrías durante el embarazo, gracias a los ácidos grasos esenciales como son el omega-6 y el omega-9. Estos nutrientes ayudan a restaurar la película hidrolipídica de la piel y a evitar su deshidratación.

Para disfrutar de sus beneficios, basta con aplicar unas gotas de aceite de almendras dulces sobre la piel, en las áreas afectadas y masajear. También se puede ingerir una cucharadita al día o colocar en las ensaladas durante algunas semanas.

Es un tratamiento eficaz contra el eczema

Aceite-almendra-piel

El aceite de almendras dulces es muy efectivo para tratar ciertos problemas de la piel, especialmente el eccema en adultos o en niños. Gracias a sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y suavizantes, este aceite dulce alivia la picazón y repara gradualmente la zona afectada, haciéndola suave y flexible. Puede aplicarse directamente en la piel o ingerirse a razón de una cucharadita de aceite dulce por día para obtener todos sus beneficios.

Trata los problemas de costra láctea en bebés

Además de sus virtudes nutritivas e hidratantes, el aceite de almendras dulce tiene la particularidad de ayudar a regular la producción de sebo. Es por eso que este aceite se usa más específicamente para tratar problemas del cuero cabelludo, especialmente, la costra de leche que brota de los niños recién nacidos.

El tratamiento para obtener un mayor beneficio y eliminar por completo estas costras, consiste en aplicar unas gotas de aceite de almendras dulces en el cuero cabelludo y masajear suavemente por unos 10 minutos. Dejar actuar por treinta minutos o una hora, y luego lavar  como de costumbre.

Ayuda a restaurar el vigor y el brillo en el cabello

beneficios-aceite-almendras

Gracias a sus ácidos grasos, el aceite de almendras dulces es muy nutritivo y, por lo tanto, es excelente para devolver la salud al cabello seco y dañado. Para dar un nuevo cuidado y renovar un cabello frágil y afectado por el sol y el polvo, se debe aplicar generosamente una máscara y dejar actuar unos 30 minutos antes de lavar.

Además de hacer que sea más brillante, el cabello también será menos graso porque, gracias a su acción emoliente, el aceite de almendras dulces regula la producción de sebo y elimina la piel muerta.

¿Sabías que todavía puedes usar tu aceite dulce de almendras viejo? Si por alguna razón has echado al olvido tu botella de aceite vegetal de almendras dulce, y ha tomado un aspecto amarillento y con un olor rancio, ¡no lo arrojes! Pues mira cómo todavía puede aportar algunos beneficios mientras lo utilizas en el hogar.

Cuero como nuevo: dale un cuidado a tus bolsos o zapatos de cuero frotándolos con un paño suave ligeramente humedecido con aceite de almendras dulces. Asegúrate de eliminar el polvo del cuero antes de tratarlo con aceites naturales, pero no lo utilices sobre la gamuza u otro material.

Desengrasante: utilizar de  1 a 2 gotas de aceite natural de almendras dulces puede reemplazar algunos productos de uso especializado para engrasar sellos, cerraduras, tornillos o bisagras, etc. que generalmente se descomponen por falta de lubricación.