Aeite-higado-bacalao

Aceite de hígado de bacalao

El bacalao es un gran pez de las frías aguas del Océano Atlántico. Es conocido por su rica carne la cual se emplea en muchas recetas. Pero también es muy afamado por el aceite extraído de su hígado, un aceite con la virtud de ser muy rico en vitaminas, pero también en ácidos esenciales y otros aminoácidos que aportan numerosos beneficios a la salud. Conoce todo lo que el aceite de hígado de bacalao puede aportar al organismo.

El aceite de hígado de bacalao se obtiene del resultado de la cocción a vapor de hígados, que luego se trituran y decantan para extraer la valiosa sustancia. El único inconveniente que podemos encontrar en este aceite es su sabor, el cual resulta extremadamente amargo y que repele algunos paladares frágiles. Afortunadamente los procesos de filtración y extracción han mejorado al pasar de los años y han logrado mitigar este fuerte sabor.

Propiedades del aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao contiene naturalmente vitamina A y vitamina D, de ahí su gran utilidad. La vitamina A es un antioxidante esencial para varias funciones orgánicas. Indispensable para el crecimiento óseo, también ayuda a mantener una buena visión y una piel sana.

Otra virtud del aceite de hígado de bacalao, es que es antioxidante por la inactivación de ciertos radicales libres, con una acción beneficiosa sobre la piel y crecimientos superficiales del cuerpo. Esta propiedad también asegura el correcto funcionamiento de las articulaciones.

Finalmente, otra propiedad del aceite de hígado de bacalao, es que es una fuente muy rica en omega 3, que el cuerpo no puede producir por sí mismo; por lo tanto, concentra muy buen nivel de ácidos docosa hexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA).

Para quienes comienzan a consumir aceite de hígado de bacalao pueden pensar que se trata de un aceite de pescado como cualquier otro, pero el aceite de pescado habitual contiene significativamente menos vitaminas A y D que el aceite de hígado de bacalao.

Beneficios del aceite de hígado de bacalao

Beneficios-aceite-higado-bacalao

Los beneficios y virtudes del aceite de hígado de bacalao en el cuerpo están bien establecidos, incluso desde el tiempo de las abuelas. La mejor noticia en la actualidad es que se puede obtener sus beneficios a través de suplementos dietéticos, lo que facilita su ingesta. Veamos un poco sobre el uso más común de este aceite.

Aceite de hígado de bacalao para el desarrollo infantil

Aceite-hígado-bacalao-crecimiento

Uno de los usos más frecuentes que tiene el aceite e hígado de bacalao es para el desarrollo sano del cerebro fetal e infantil y para el desarrollo de la estructura ósea en la etapa de crecimiento en la edad infantil.

Aceite de hígado de bacalao para la salud ósea

Este aceite ayuda a luchar contra la osteoporosis, a acelerar la curación de fracturas y a aliviar las contracturas producidas por una caída o un golpe. Su gran contenido en vitamina D disminuye el riesgo de pérdida ósea relacionada con la edad. Este efecto se produce gracias a la vitamina D que ayuda al cuerpo a absorber el calcio desde los intestinos.

Promueve el buen funcionamiento del sistema nervioso

Los ácidos grasos esenciales contenidos en el aceite de hígado de bacalao, suavizan las membranas celulares y permite el desarrollo adecuado y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Puede promover la salud ocular

La pérdida de visión afecta un gran número de personas, y es causada normalmente por enfermedades oculares inflamatorias, por glaucoma y presión ocular. En este sentido, los ácidos grasos omega-3 en combinación con la vitamina A contentiva en el aceite de hígado de bacalao, ayudan a subsanar en gran medida estás afecciones.

Aceite de hígado de bacalao para la piel

La vitamina A contentiva en el aceite de hígado de bacalao promueve funciones cosméticas que ayudan a tener una piel más suave y saludable. También protege la piel de los efectos nocivos de los rayos UV.

Fortalece el sistema cardiovascular

Aceite-hígado-bacalao-cardiovascular

Está establecido que el consumo de pescado con regularidad, puede ayudar a las personas a sufrir un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Sin duda alguna, los ácidos grasos omega-3, juegan un papel fundamental en este efecto. En este sentido, el aceite de hígado de bacalao es altamente recomendado para:

  • Reduce los triglicéridos
  • Disminuye la presión arterial
  • Aumenta el colesterol HDL lo cual disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Evita la acumulación de placa en las arterias que puede obstaculizarlas y aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Combate la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una de las enfermedades que no tiene cura, sin embargo, algunos estudios han encontrado que el aceite de hígado de bacalao es capaz de mitigar el dolor en las articulaciones y disminuir los síntomas de esta enfermedad. Disminuyendo la inflamación de las articulaciones y suavizando la rigidez.

Aceite de bacalao la depresión y la ansiedad

Este aceite también ha demostrado ser muy efectivo en el tratamiento de la ansiedad y la depresión. También se está probando su eficacia en enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Ayuda a reducir la inflamación

Los ácidos grasos omega 3 que contiene el aceite de hígado de bacalao pueden reducir la inflamación crónica mediante la supresión de las proteínas que la promueven.  Las vitaminas A y D, son poderosos antioxidantes, que pueden reducir la inflamación uniendo y neutralizando los radicales libres dañinos.

Presentación del aceite de hígado de bacalao

Este milagroso aceite se encuentra en dos formas principales en las distintas farmacias: en formas de cápsulas blandas y en forma líquida envasada en botellas. Las cápsulas no tienen sabor, una solución definitiva para quienes no toleran mucho su sabor, especialmente niños pequeños. La presentación líquida, si presenta un sabor más fuerte y suele ser más difícil de ingerir.

Cuál es la dosis y cómo tomar aceite de hígado de bacalao

Aceite-hígado-bacalao-dosis

Un aceite de hígado de bacalao se recomienda regularmente durante tres meses se recomienda con una dosis media de 2 g por día tomada con un poco de agua en una sola dosis por la mañana en medio de desayuno. Esta dosis se aplica tanto para niños como para adultos.

Mejor forma de tomar el aceite de hígado de bacalao

Algunos estómagos sensibles pueden tener dificultad para digerir el aceite de hígado de bacalao, por eso se recomienda su ingesta junto con las comidas. Sin embargo, la absorción de sus nutrientes por los intestinos es muy efectiva, lo que hace que el cuerpo lo asimile muy rápidamente.

Advertencias en el consumo de aceite de hígado de bacalao

Aceite-hígado-bacalao-advertencia

El aceite de hígado de bacalao por sí solo no conlleva contraindicaciones, sin embargo, algunas advertencias son necesarias:

No se puede consumir aceite de hígado de bacalao durante un tiempo prolongado, ya que la vitamina A contentiva en él, puede provocar una sobredosis.

Se debe llevar un tratamiento a corto plazo, cuando haya la necesidad en el organismo y favorecer una fórmula pura. También puede ser tomado en invierno para mitigar el frio.

Para maximizar el efecto del aceite de hígado de bacalao se puede combinar con jalea real que aumenta el beneficio para el desarrollo óseo, también se puede tomar con cola de caballo para evitar la descalcificación.

¿Sabías que…? el aceite de hígado de bacalao no tiene dioxinas ni mercurio. De hecho es uno de los alimentos más limpios. El mercurio no se acumula en el aceite sino en la parte protéica del pescado. Por otro lado la vitamina A del aceite de hígado de bacalao ofrece una mayor protección en comparación con otros antioxidantes y resguarda al organismo contra las propias dioxinas.