aceite-de-sésamo

Aceite de Sésamo

El aceite de sésamo o ajonjolí, es uno de los productos más utilizados dentro de la comida asiática. Se obtiene a partir de la semilla de sésamo al igual que la leche de sésamo o bebida de sésamo.

El fruto del sésamo es una cápsula que contiene más de 200 semillas cada una. Estas semillas muy pequeñas, ovales, alargadas y aplanadas son negras, rojas o blancas.

Al igual que otros aceites vegetales, la manera de conseguir este aceite es presionando o moliendo las semilla en frío o cruda, así se extrae un aceite de color amarillo claro, rico en muchas propiedades como vitaminas y minerales. También se puede conseguir el aceite de semilla de sésamo tostada, el cual es el más apetecible para los chef por el sabor pronunciado de la avellana, es de un color dorado un poco más oscuro que el natural.

Propiedades naturales del aceite de sésamo

Propiedades-aceite-de-sésamo

El aceite de sésamo es muy beneficioso para mantener el organismo funcionando de forma óptima y saludable. Entre sus principales propiedades naturales están las siguientes:

  • Contiene una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, como omega 6, omega 9 y
  • Posee varias proteínas vegetales en forma de aminoácidos, alguno esenciales como la metionina.
  • Amplia variedad de minerales entre los que se encuentra el calcio, magnesio, zinc y hierro.
  • Es otra excelente fuente de vitamina E.

Para qué sirve el aceite de Sésamo

Para-qué-sirve-el-aceite-sésamo

Los beneficios que aporta el aceite de sésamo al organismo son válidos para un producto  virgen, primero prensado en frío, de origen biológico y cuyas semillas no han sido tostadas. Las virtudes que se prestan al aceite de sésamo para las células nerviosas y cerebrales se relacionan con la presencia de sesamolina y lecitina. Estos lignanos también reducen el nivel de colesterol LDL. Aquí te detallamos más sobre sus beneficios.

El aceite de sésamo regula los triglicéridos

Debido a su alto contenido de ácidos grasos esenciales, el aceite de sésamo ayuda al sistema cardiovascular, disminuyendo la presencia de colesterol malo y regulando el nivel de triglicéridos en la sangre. Lo que trae como consecuencia, menor porcentaje en la formación de coágulos en el torrente sanguíneo y una menor propensión a sufrir derrames, infartos, ictus y ECV. Este aceite también tiene el gran poder de mejorar el funcionamiento del corazón y mantener la buena salud arterial.

Mantiene la salud celular de nuestro cuerpo

Al contener un alto porcentaje de vitamina E, el aceite de sésamo aporta excelente beneficios antioxidantes y rejuvenecedores al cuerpo. No importa si se consume o se coloca de forma directa sobre la piel. Este aceite aumenta la hidratación, elasticidad y firmeza de la epidermis y además, evita la propagación de radicales libres, que pueden generar alteraciones o mal formaciones celulares, así como la aparición de la mayoría de las enfermedades degenerativa del sistema inmunológico, como el cáncer o el VIH.

Tiene efecto analgésico

aceite-de-sésamo-analgésico

Si la persona ha sufrido algún desgarramiento muscular, una tendinitis o ha sido una víctima de las secuelas de migraña, el consumir aceite de sésamo, puede ayudarle a disminuir el dolor. Esto se debe principalmente a la presencia de ácidos grasos insaturados, los cuales la ciencia ya ha comprobado que ejercen una importante acción analgésica y antiinflamatoria en el cuerpo, cuando están presentes en un alto porcentaje.

Una buena alternativa para relajar la mente y el cuerpo

Con el estrés de la vida moderna, siempre es bueno contar con un producto que ayude a liberar la tensión, a relajar la mente y conciliar el sueño. Todos estos beneficios los aporta el aceite de sésamo. Tan solo colocar unas cuantas gotas en la bañera, ayudará a que el cuerpo se relaje y la mente se despeje, para luego terminar en un reconfortante y regenerador periodo de sueño profundo.

Otra alternativa, para disfrutar los beneficios de relajación de este aceite, es por medio de una buena sesión de masajes, pensada para desconectar la mente del entorno.

Una fuente de estrógeno durante la menopausia

 

El aceite de sésamo o ajonjolí, también resulta ser una fuente rica en estrógenos, algo que es ideal para las mujeres que atraviesan la menopausia. En este caso, el aceite de sésamo les permite obtener esta hormona, pero sin sufrir los efectos secundarios producidos por los medicamentos que se suelen recetar en esta etapa de vida, casi todos con un alto contenido en esteroides, que suelen generar fuertes cambios de humor y una tendencia a la obesidad, producto de la retención de líquidos.

El aceite de sésamo brinda cuidado capilar

Como posee un alto contenido en vitamina E, el aceite de sésamo nutre, hidrata y devuelve la elasticidad a los folículos de pelo. Pero lo mejor de todo, es que también elimina las costras que se suelen formar en el cuero cabelludo y proporciona brillo y volumen a todo tipo de cabello.

Ayuda a respirar mejor

aceite-de-sésamo-respirar

Otra forma de sacarle provecho al aceite de sésamo, es vertiéndolo en agua caliente y realizando inhalaciones. Esta terapia ayuda a curar ciertas afecciones respiratorias, como alergias, congestiones productos de una gripe o un resfriados y hasta cuadros asmáticos.

Mantiene la salud bucal

El aceite de sésamo también cuenta con propiedades bactericidas, que unidas a las antinflamatorias, logra prevenir y curar algunas enfermedades de la boca, como pueden ser la aparición de llagas, la gingivitis y hasta ayuda a reducir ciertos dolores producidos por caries avanzadas.

Protege al cuerpo de los temidos rayos UV

aceite-de-sésamo-protector-solar

Al igual que el aceite de germen de trigo, el aceite de sésamo es un protector solar natural que previene el maltrato de los rayos UV sobre la piel de cualquier persona. Su único defecto es que al tratarse de un ungüento tan ligero, hace que sea necesario aplicarlo varias veces durante el día, porque el sudor y el agua hacen que se caiga muy fácilmente.

Un buen remedio contra la diabetes

Un estudio realizado y publicado en la Journal of Medicinal Foods, demostró que el aceite de sésamo ayuda a disminuir la presión arterial en el organismo; y además, reduce los niveles de glucosa en diabéticos hipertensos. Algo que es una muy buena noticia para los diabéticos, ya que se trata de un producto 100% natural que les permitirá bajar un poco sus dosis de insulina.

Reduce el riesgo a sufrir esclerosis múltiple

Aunque el estudio de este fenómeno solo se ha realizado en ratones de laboratorio. Lo cierto es que incorporar el aceite de sésamo dentro de la dieta diaria ayuda a reducir la secreción IFN-gamma, la cual es uno de los factores claves que desencadenan las inflamaciones autoinmunes y lesiones en el sistema nervioso, que son las causas más comunes en la aparición de la esclerosis múltiple.

Precaución en el uso del aceite de sésamo

Precaución-aceite-de-sésamo

No se conocen efectos secundarios ni contraindicaciones sobre el uso del aceite de sésamo cuando se utiliza las dosis recomendadas, pero es importante saber que los efectos del tratamiento a largo plazo no se han estudiado.

Debido a la falta de suficientes estudios médicos, el aceite de sésamo debe usarse con precaución en niños, mujeres embarazadas o lactantes y personas con enfermedades hepáticas o renales. Debido a sus efectos laxantes, el aceite de sésamo no debe ser tomado por personas que presentan diarrea.

El aceite de sésamo se puede agregar a los alimentos cocinados, pero no debe usarse durante el proceso de cocción ya que las altas temperaturas pueden comprometer sus efectos terapéuticos. En otras palabras, no debe usarse para freír ni cocinar ningún tipo de comida.